decreto ley vivienda y alquiler
  • El desarrollo tecnológico se impone como la principal prioridad en el sector de la recuperación judicial, según el CEO de RACMO, Alfonso Cabeza.
  • “O volcamos nuestros esfuerzos en la tecnología o no tenemos nada que hacer en este negocio”.
  • “Apostar por la tecnología en la gestión de impagados, no solo nos permite ahorrar costes y tramitar mucho más volumen de trabajo en menos tiempo, sino que además acaba con el error humano”.

Madrid 23/05/2019

El almacenamiento, cuidado y tratamiento automatizado de la información, así como el desarrollo de las nuevas tecnologías, constituyen el paso esencial que necesita el sector de la recuperación de deudas para reducir ineficiencias, ganar agilidad e incrementar beneficios. Ésta fue una de las principales conclusiones que se extrajeron en el debate sobre la ‘Centralización de la gestión de los créditos’, en el V Forum sobre Recuperación Judicial que ha acogido Madrid y que ha contado un año más con Alfonso Cabeza, CEO de Racmo Gestión, una de las empresas referentes en el sector.

La profesionalidad, la tecnología y los aspectos jurídicos han centrado este V Fórum en el que Alfonso Cabeza ha puesto el énfasis en aspectos como la centralización en la gestión de créditos y la aplicación de nuevas tecnologías en la gestión legal como camino para conseguir una mayor eficiencia en los procedimientos judiciales.

El CEO de Racmo comenzó su exposición aclarando que existe una obvia centralización en la gestión de créditos, que tiende a aunar en un solo actor, toda la actividad tendente al recobro de la deuda. No deberíamos hablar de gestión amistosa o legal, sino de ambas a la vez, comenzando en un casi predeterminado orden cronológico, por el recobro en vía amistosa, y continuando por el recobro en vía judicial, coincidiendo ambos al mismo tiempo, todo ello con claras finalidades, que podemos reducir a tres

-Reducción de costes

-Mayor calidad en el servicio

-Y la esencia: Mayor recobro

Si invertimos los papeles, vemos como desde la gestión judicial, realizar la gestión amistosa de manera paralela, siempre nos da un empuje extra a los procedimientos, y nos ayuda a alcanzar resultados inmediatos, donde los juzgados no llegan (por tiempos y capacidades). En ocasiones, lo que un buen gestor puede conseguir, se plantea inalcanzable para el letrado director del pleito.

Si además de apostar por la centralización y digitalización del trabajo en los procedimientos judiciales, nos planteamos automatizar procesos a través de la inteligencia artificial, esto no solo nos permitiría ahorrar costes y tramitar mucho más volumen de trabajo en menos tiempo, sino que además acabaría con el error humano.

Cabeza explica que en la actualidad existen todavía muchos factores que ralentizan los procesos de recuperación judicial: “Yo no acabo de entender por qué un proceso monitorio debe supervisarlo un letrado, un secretario y un juez, dilatando la resolución del mismo más de 12 meses en muchos casos. En países como Portugal, Estonia y Alemania es un proceso automático” explica Alfonso Cabeza.

Llegados al final de la exposición, el CEO de Racmo incidió una vez más en la importancia de las Nuevas Tecnologías, que no son el futuro, sino el presente aun por consolidad. “Tenemos que seguir apostando por la tecnología porque con los volúmenes tan altos que manejamos y que acumulan un importante riesgo, no hay otra manera de que el sector evolucione y poder hacer frente a la posibilidad de nuevas crisis venideras”.

Una vez más, “el futuro inmediato del sector pasa por la automatización de procesos a través de la Inteligencia Artificial”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *