Madrid, 1 de octubre de 2019.

Racmo Gestión España y Corporación Legal han decidido integrarse para crear una nueva compañía global dedicada al sector de la gestión de crédito y la recuperación de deuda. Ambas empresas, con una larga trayectoria y una gran experiencia en el sector, cuentan con alrededor de 300 empleados y alcanzarán una facturación conjunta cercana a los 12 millones de euros. El grupo resultante se posiciona entre las primeras agencias independientes del sector de la gestión del crédito y la recuperación de deuda en España.

La compatibilidad de clientes y servicios, la respectiva trayectoria de ambas compañías, así como la apuesta indiscutible por el desarrollo e implementación de tecnologías innovadoras y disruptivas, son algunas de las razones que han propiciado este acuerdo estratégico de crecimiento. La nueva empresa resultante de la unión de ambas, ampliará su abanico de servicios y clientes, pudiendo de este modo ser más competitivos y tener una mejor propuesta de valor. Ambas compañías inician su integración conjunta, de estructuras y procesos, que quedará consolidada a lo largo de los próximos meses.

“Compartimos la idea de desarrollar un proyecto conjunto más sólido y robusto, combinando la experiencia de ambos equipos así como nuestro conocimiento de esta industria. Apostamos de forma decisiva por la generación de una nueva propuesta de valor, incrementando nuestro portfolio de servicios y desarrollando nuevas soluciones tecnológicas que nos permitirán ser un servicer de referencia en el sector. Juntos nos convertiremos en un grupo líder”, ha declarado Alfonso Cabeza, CEO de Racmo Gestión España.

“Apostamos indiscutiblemente por esta alianza y compartimos la ambición de liderar la industria de la gestión del crédito y la recuperación de deuda, mediante la generación de una nueva propuesta de valor que nos permitirá ser más competitivos y afrontar los retos y exigencias del mercado. La base de nuestro proyecto conjunto: Personas y Tecnología, nos llevarán a consolidarnos como un grupo de referencia en el sector de la Gestión del crédito y la recuperación de deuda”, explicó Joaquim Fábregas CEO de Corporación Legal.

 

Madrid, 23 de septiembre de 2.019

 

Con motivo del 4º aniversario de la aprobación de la Agenda 2030 con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Racmo se une a la campaña #aliadosdelosODS para trabajar la difusión de estos Objetivos de las Naciones Unidas, en colaboración con la Red Española del Pacto Mundial, iniciativa a la que pertenece.

El objetivo es que las entidades, que ya están comprometidas con los ODS, actúen como altavoz y consigan un efecto multiplicador para que se conozcan y trabajen.

En el año 2.018, Racmo se adhirió a la iniciativa UN Global Compact, la mayor iniciativa mundial en sostenibilidad y responsabilidad social. Desde la aprobación de la Agenda 2030 en 2.015, además de su apuesta por impulsar los Diez Principios, se ha trabajado en alinear su gestión corporativa con los ODS, en mejorar la relación con sus grupos de interés y en promover la innovación.

 

Racmo Gestión España ha designado a Darío B. Hernández Martínez como nuevo Director General de la Compañía. Éste ha sido un nombramiento con el que se inicia una nueva etapa marcada por la adaptación a los importantes retos a los que se enfrenta el mercado, retos tales como la gestión del cambio, la disrupción tecnológica, los cambios normativos o la búsqueda del equilibrio en el binomio eficacia-eficiencia.

Darío es Licenciado en Derecho y cuenta con un Master Executive en Empresa y Finanzas por el Centro de Estudios Garrigues. Con una larga trayectoria de 20 años en el sector de la gestión del crédito y la recuperación de deuda, ha ocupado posiciones de liderazgo en empresas de referencia, tales como Intrum-Lindorff, Cabot Financial Spain o Lucania Gestión. En su última etapa profesional en Intrum lideró el área de ventas y clientes como Regional Clients&Sales Director (España, Portugal y Latam), habiendo ostentado previamente responsabilidades como Head of Legal Collections. Toda su carrera profesional está vinculada con el sector de la gestión de activos crediticios y la recuperación de deuda.

Alfonso Cabeza, como fundador de Racmo Gestión ha señalado que se ha apostado, con el nombramiento de Darío Hernández, “por un nuevo liderazgo, con el que afrontar los desafíos del sector, procurando proyectar el legado de la  compañía, en el proceso de transformación digital  que hemos iniciado con el desarrollo de nuevas tecnologías que nos permitirán anticiparnos a las necesidades del mercado”.

Por su parte, Darío Hernández ha asegurado que centrará sus esfuerzos en reforzar la propuesta de valor de la compañía, mediante un ambicioso proceso de transformación digital, así como extender su presencia nacional y construir un sólido y ambicioso proyecto de futuro,  que llevará a Racmo a posicionarse como una empresa líder en la gestión de créditos y activos en nuestro país.

Actualmente, el acceso a la vivienda es uno de los mayores problemas existentes en nuestro país: según los indicadores del CIS, desde 2017 se ha triplicado entre los españoles la preocupación al respecto. Una vez superado lo peor de la crisis económica, que se llevó por delante una gran cantidad de hipotecas y afectó sobremanera a la vivienda en propiedad, ahora las inquietudes surgen del incesante aumento del precio del alquiler que, según el Banco de España, ya supera los niveles precrisis e implica que, en determinadas regiones, el pago de la renta consuma hasta un 40 % de los ingresos del inquilino.

En este contexto de agitación social, en que diversas administraciones públicas especialmente, locales han debido poner en marcha medidas que pretenden paliar los efectos nocivos de este incremento y, en última instancia, facilitar el acceso a la vivienda a aquellos sectores, como los jóvenes, que puedan verse más comprometidos por su capacidad económica, el Gobierno Central decidió lanzar un paquete de medidas urgentes que, por una parte, pretende dotar de una mayor estabilidad y seguridad al arrendatario y, de otra parte, persigue tímidamente limitar el precio de los alquileres, si bien de manera indirecta mediante incentivos fiscales, establecimiento de índices de referencia y mayor control sobre el arrendamiento de viviendas con fines turísticos.

No obstante, la peculiar tramitación que ha sufrido el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, bien merece una breve reseña por cuanto, en sólo algunos meses, se han sucedido hasta cuatro regulaciones jurídicas sobre la materia. En efecto, respecto de la situación preexistente fruto, en gran parte, de la reforma liberalizadora de 2013, el 19 de diciembre de 2018 entró en vigor un Real Decreto-ley que tenía idéntico objeto que el finalmente aprobado; sin embargo, el mismo fue rechazado por el Congreso de los Diputados mediante su Acuerdo de 22 de enero de 2019. Ello, en todo caso, no fue obstáculo para que su contenido vinculara a los contratos celebrados durante aquellos días de vigencia de la norma.

Rechazado el primer Real Decreto-ley, el arrendamiento de vivienda habitual volvió a regirse por la normativa anterior, en tanto el Gobierno de la Nación recababa nuevos apoyos que, finalmente, cristalizaron en la convalidación a través de la Diputación Permanente del Congreso del segundo y definitivo Real Decreto-ley, en vigor desde el 6 de marzo.

Las grandes novedades que inserta la nueva regulación se refieren, especialmente, a la duración de los contratos de arrendamiento y de sus prórrogas. En lo esencial, se apuesta por volver al régimen que estableció originalmente la Ley de Arrendamientos Urbanos en 1994; esto es, prórroga obligatoria hasta 5 años (7 años cuando el arrendatario sea persona jurídica) y, pasados éstos, prórroga tácita por plazos anuales hasta un máximo de 3 años más. Otro plazo que se amplía es el previsto para comunicar la intención de no re- novar el contrato, que sube a 4 meses cuando parte del arrendador y a 2 meses cuando parte del arrendatario.

Junto a ello, otro aspecto relevante es la limitación de las garantías adicionales que puedan exigirse más allá del mes de fianza obligatoria, y que no podrán exceder de la cuan- tía de dos mensualidades de renta. Además, la actualización anual del precio deberá ser siempre inferior al posible aumento que marque el IPC. Por último, se prevé que el contrato de arrendamiento subsista en los casos de venta del inmueble a un tercero, incluso cuando el mismo no conste inscrito en el Registro de la Propiedad. Se hace preciso destacar que todas estas medidas no gozarán de carácter retroactivo, sino que se aplicarán a aquellos contratos celebrados desde el 6 de marzo.

Como puede observase, es indudable que la nueva normativa, más garantista, otorgará a los inquilinos una mayor tranquilidad y seguridad, pero no es del todo seguro que vaya a tener efectos relevantes sobre los precios del mercado. En relación con éstos, el Real Decreto-ley sobre vivienda y alquiler tiene verdaderamente un carácter muy descafeinado, probablemente motivado por los propios objetivos fijados: según el Gobierno, una función de limitación de precios sólo podría haberse llevado a cabo mediante ley ordinaria, por cuanto incide en un derecho fundamental como es la propiedad.

En última instancia, el «mandato» que contiene la norma dirigido al Ministerio de Fomento, por el que se prevé el establecimiento de índices de referencia, apenas tendrá eficacia directa en tanto lo fía todo a las eventuales bonificaciones fiscales que, con base en los índices, establezcan las Comunidades Autónomas.

Por lo tanto, no podemos dejar de tener la sensación de que, después de tan escabroso camino hasta su promulgación y convalidación, el Real Decreto-ley 7/2019 apenas afronta algunos de los problemas más acuciantes que afectan al acceso a la vivienda en alquiler y, en todo caso, aplaza sine die una auténtica reforma que pueda combatir el galopante incremento de las rentas, ya sea con medidas puramente limitativas o a través de un mayor desarrollo del parque público de viviendas. Entre tanto, nos conformaremos con que esta nueva norma no implique un nuevo aumento del precio en el mercado del alquiler, como han pronosticado algunos agentes relevantes del mercado inmobiliario.

Lorena Suárez Ramos

  • El desarrollo tecnológico se impone como la principal prioridad en el sector de la recuperación judicial, según el CEO de RACMO, Alfonso Cabeza.
  • “O volcamos nuestros esfuerzos en la tecnología o no tenemos nada que hacer en este negocio”.
  • “Apostar por la tecnología en la gestión de impagados, no solo nos permite ahorrar costes y tramitar mucho más volumen de trabajo en menos tiempo, sino que además acaba con el error humano”.

Leer más

La mediación, como medio de resolución de los conflictos alternativo al judicial, lleva más de veinte años intentando hacerse un hueco en España.
El pasado 11 de enero el Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de Ley de Impulso de la Mediación para el establecimiento definitivo de la mediación como sistema complementario a la resolución extrajudicial de conflictos en materia familiar, civil y mercantil.
Leer más

Emilio Falceto Jarillo, Head of Operations de RACMO, junto con Nicolás Zavala de Konecta y José Carlos Rubio de Gescobro, fueron los ponentes encargados de explicar la operativa desarrollada actualmente por los Servicer. En resumen: Los encargados de convertir en líquido los activos.

El 21 de marzo se celebró en Madrid el 4º NPL Iberian Forum organizado por CMS Eventos. En esta intensa jornada para el sector del recobro, Racmo participó en un interesante debate sobre las mejores prácticas en Servicing y la consolidación del mercado de gestión de NPL en España.

racmo

Falceto habló de la importancia de la externalización de la gestión de carteras para que las empresas consigan resultados óptimos, “la especialización es clave y es lo que permite a empresas como RACMO permanecer en un mercado que, cada vez más, tiende a la centralización”, señaló.

Otro de los temas tratados y en los que los ponentes coincidieron en su opinión, es que las personas son el activo más importante de las empresas. También abordaron los importantes cambios en el sector que han traído las nuevas tecnologías, aunque, como puntualizó el Director de Operaciones de RACMO, “la inteligencia artificial tiene que ir unida a la inteligencia de negocio y en ese aspecto aún queda mucho trecho”.

Por último, el futuro del Servicing parece que tampoco plantea debate. Todos coincidieron en la concentración de empresas que se va a ir produciendo. Dos de las claves para mantenerse en el mercado que dio Emilio Falceto: profesionalidad y diferenciación.

Alfonso Cabeza, CEO de Racmo Gestión, intervino en el primer programa de “Finanzas y seguros 360” de Másqueunaradio.com. A lo largo de 45 minutos de  entrevista, Cabeza explicó qué es Racmo, a qué se dedica y por supuesto, cómo es el sector del recobro de deuda y cuáles son los retos a los que se enfrenta.

Todo empieza con la reclamación de una deuda, acto seguido se demuestra si es real o no esa deuda y si finalmente es real, empieza de verdad el trabajo para empresas como Racmo. Se puede reclamar de forma amistosa, prejudicial y judicial, siempre con procedimientos diseñados a la medida de cada cliente.

Lo que hace más de 10 años era un sector atomizado, ahora lo forman poco más de 6 o 7 empresas grandes e independientes de gestión de deuda. Las propias empresas que compran deuda también tienen sus plataformas de gestión interna pero muchas requieren del apoyo de empresas como Racmo.

Cabeza señaló que a lo largo de estos años el sector se ha profesionalizado en gran medida lo que ha conllevado una autorregulación rigurosa sobre todo por la importancia de la protección de datos.

Otros factores como el Big Data  y la Inteligencia Artificial, han hecho que el sector avance y se profesionalice a gran velocidad. Con estas tecnologías , cuando entra una cartera, se sabe de antemano como va a comportarse cotejando los datos de carteras anteriores. Se puede llegar a predecir el funcionamiento de los pagos incluso por provincias.

Al explicar las diferencias entre renegociación y recobro Cabeza aseguró que, “para que un país funcione, no se puede proteger al deudor profesional”

También se habló de las autoridades financieras como el Banco de España o el Banco Central Europeo, los cuales están obligando a los bancos a deshacerse de activos lo que hace que aumente la compra- venta de carteras pues además penalizan a las entidades por los activos improductivos.

Por último, hubo tiempo para hablar del futuro del sector. El gran reto es la inseguridad jurídica que el cambio de políticas y leyes conlleva en distintos sectores, siendo el hipotecario uno de los más damnificados.

Por otro lado se espera que haya una mayor integración del sector y se reduzcan los players, pero el punto culminante de la entrevista fue cuando a Cabeza se le preguntó: ¿Para cuándo una “Siri” en el sector del recobro?

A lo que Cabeza respondió que Racmo ya cuenta con una Inteligencia Artificial en el sector judicial desarrollada por una importante empresa británica que va mucho más allá de generar la demanda. Actualmente está implantada a un cincuenta por ciento y aseguró que además de reducir costes, también reduce errores.

Lo que puede parecer un sector aburrido y de “chupasangres”, como algunos se empeñan en calificar a estas empresas, es una puerta hacia un futuro tecnológico que garantice un mercado responsable para una economía sana.

Madrid, diciembre de 2018

En este año que termina, se han cumplido diez años del inicio de la famosa crisis económica. Diez años que pasarán a recordarse, en el sector bancario, como “La década de las ventas de carteras”.

Aunque este concepto no es nuevo y se remonta al inicio de los años noventa, ha sido ha raíz de la crisis cuando los bancos y las cajas de ahorros españolas, cuyos balances estaban cargados de créditos en situación de impago, retomaron con mayor fuerza la venta de carteras.

Con ellas las entidades financieras consiguen reducir  el impacto negativo de estas carteras en la cuenta de pérdidas y ganancias y en los ratios financieros de la entidad, así como los índices de morosidad, mejoran su liquidez con la entrada de caja adicional y reducen los costes de gestión de estos activos.

El “bum”de la venta de carteras, especialmente las carteras de créditos hipotecarios, trajo consigo la entrada en escena de muchos actores con grandes ansias de hacerse con el trozo de pastel más grande.

Alfonso Cabeza, CEO de Racmo, referente nacional en el ámbito de la recuperación de impagados e intermediación procesal, explica el ecosistema que han formado compañías de recuperación de deuda en el sector del crédito y cuáles son los retos de futuro en este negocio.

Cabeza habla de los inicios de las ventas de carteras destacando el “apetito voraz” de los actores recién llegados que, tratando de hacerse con las carteras que se ponían a la venta, llegaron a procesos competitivos en los que el riego asumido fue enorme. “Muchas de esas carteras no cumplieron las expectativas de rendimiento y de retorno que los Fondos se marcaron” señala.

Cabeza recuerda también, los continuos cambios legislativos y jurisprudenciales: “Los primeros años de las compraventas de carteras vivimos una época convulsa de cambios en la legislación e interpretación de la norma, que afectaba a la contratación del consumidor con las entidades bancarias, y por tanto, a la reclamación de los créditos impagados”.

A día de hoy Cabeza reconoce que se han profesionalizado los procesos de Due Diligence y se ha aumentado la exigencia. Vaticina un futuro en el que las carteras estarán bien tipificadas y bien vendidas, no habrá grandes sorpresas y las ganancias y las pérdidas serán coherentes porque se minimizarán los riesgos.

Este fue uno de los temas que se trataron recientemente el 10º Congreso Nacional de Crédito, el evento de referencia del sector del crédito en España, en el que Cabeza participó como ponente los pasados 28 y 29 de noviembre.

El 28 y 29 de noviembre se celebrará en Madrid el 10º Congreso Nacional de Crédito. En este evento se darán cita los principales expertos y empresas del sector, como Racmo, compañía independiente y líder en recuperación de deuda.

Madrid, noviembre de 2018 – Racmo Gestión, referente en la recuperación de deuda, estará presente en el 10º Congreso Nacional de Crédito que tendrá lugar los próximos 28 y 29 de noviembre en Madrid.

El CEO de la compañía, Alfonso Cabeza, participará en una de las ponencias principales del encuentro, titulada: “La década que nos inventamos las ventas de carteras”, en la que se explicará el ecosistema que han formado compañías de recuperación de deuda en el sector del crédito y cuáles son los retos de futuro en este negocio.

Otros de los temas a tratar durante las dos jornadas del 10º Congreso Nacional de Crédito serán las tres transformaciones a las que se enfrenta el sector: digital, regulatoria y ética. El Congreso Nacional de Crédito es el evento de referencia del sector del crédito en España y a lo largo de estas 10 ediciones, ha conseguido reunir a más de 5000 asistentes, 400 patrocinadores y casi 700 ponentes.

La compañía que preside Cabeza es uno de los referentes nacionales en el ámbito de la recuperación de impagados e intermediación procesal. Racmo cuenta con profesionales que acumulan más de 20 años de experiencia en el mundo financiero y del recobro.